Detección del Cáncer de Próstata.

La detección del cáncer de próstata se realiza para encontrar evidencia de cáncer en hombres, de otro modo, sanos. Frecuentemente, se usan dos pruebas para detectar el cáncer de próstata: el análisis de sangre del PSA y el examen rectal digital (digital rectal examination, DRE). Un DRE es una prueba en la que el médico introduce un dedo enguantado y lubricado en el recto del hombre, y palpa la superficie de la próstata para detectar cualquier irregularidad.

Existe controversia acerca del uso de la prueba del PSA para la detección del cáncer de próstata en hombres sin síntomas de la enfermedad. Por una parte, la prueba del PSA es útil para detectar cáncer de próstata en etapa inicial, lo cual ayuda a que muchos hombres reciban el tratamiento necesario antes de que el cáncer se disemine. Por otra parte, la detección del PSA encuentra afecciones que no son cáncer, además de los casos de cáncer de próstata de crecimiento lento que nunca amenazarían la vida de un hombre. Debido a esto, la detección del cáncer de próstata puede implicar que algunos hombres deban someterse a cirugía y a otros tratamientos que quizás jamás sean necesarios. Debido a que los tratamientos del cáncer de próstata tienen efectos secundarios significativos, como la impotencia (en inglés), que es la incapacidad de tener y mantener una erección, y la incontinencia, la incapacidad de controlar el flujo miccional, el tratamiento innecesario del cáncer de próstata puede afectar gravemente la calidad de vida de un hombre. Por este motivo, muchos hombres y sus médicos pueden considerar la vigilancia activa del cáncer, en lugar del tratamiento inmediato.

El Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de los EE. UU. ha llegado a la conclusión de que los potenciales riesgos de la detección del PSA en hombres sanos superan los potenciales beneficios. Tanto la Asociación Urológica Estadounidense como la Sociedad Estadounidense del Cáncer recomiendan que se informe a los hombres de los riesgos y beneficios de las pruebas antes de que se produzca la detección del PSA. La ASCO recomienda (en inglés) que no se realice la detección del PSA en hombres sin síntomas de cáncer de próstata si se espera que vivan menos de 10 años. Para los hombres que se espera que vivan más de 10 años, la ASCO recomienda que hablen con sus médicos para averiguar si la prueba es adecuada para ellos.

No es fácil predecir qué tumores crecerán y se diseminarán rápidamente, y cuáles crecerán lentamente. Cada hombre debe analizar su situación individual y el riesgo de cáncer de próstata con su médico, a fin de trabajar juntos para tomar una decisión.

Compartir en las Redes