Pesario Vaginal: Un Dispositivo de Ayuda

¿Qué es un Pesario Vaginal?

Un pesario vaginal es un dispositivo de plástico que se coloca en la vagina para ayudar a sostener o levantar el útero (matriz ), la vagina, la vejiga o el recto.

 

El pesario se utiliza a menudo para el prolapso del útero (conocido en el argot popular como descenso uterino o de la matriz), prolapso vesical, cistocele o descenso de la vejiga y para el prolapso o descenso del recto. Esto sucede porque los músculos y ligamentos que deben sostenerlo se encuentran débiles. Estos músculos pueden debilitarse después de dar a luz o someterse a cirugía pélvica. Los prolapsos suelen solucionarse con cirugía. Pero también se puede usar un pesario vaginal para ayudar a mantener el útero en su lugar.

El pesario puede ayudar a muchas mujeres que sufren de incontinencia de orina o escapes de orina por esfuerzo, es decir escapes de orina al toser, reír estornudar o hace cualquier esfuerzo como ejercicios.

Una de las ventajas del pesario es que las mujeres embarazadas que sufren de incontinencia también pueden usarlo, así como las pacientes añosas o envejecientes, en las que se trata de evitar una cirugía, porque la misma pudiera representar un riesgo mayor que el beneficio de la misma.

¿ Cómo se coloca el Pesario?

   

Beneficios del uso del Pesario

  • Retrasa llegando, a veces, a evitar la cirugía del prolapso.
  • Ayuda a evitar el empeoramiento de un prolapso.
  • Reduce el impacto sobre el suelo pélvico al realizar ejercicio.
  • Evita la incontinencia urinaria de esfuerzo al realizar deporte.
  • Facilita la rehabilitación del suelo pélvico cuando existe un prolapso.
  • Ayuda al suelo pélvico en su función de soporte en personas de edad avanzada o con sobrepeso.
  • Es una alternativa muy aceptable en casos de cirugías sin éxito y cuando no se puede realizar la cirugía de prolapso.
  • Hoy en día, la mayoría de los pesarios que se comercializan están fabricados en plástico o silicona de grado médico para minimizar el riesgo de infecciones o alteraciones en la mucosa vaginal.
  • Existen multitud de formas y tamaños diseñados específicamente para tratar los síntomas de los diferentes tipos y grados de prolapso.
  • Así, hay pesarios que funcionan a modo de palanca (Hodge, Gehrung, etc.), otros que rellenan un espacio (Cube, Donut, etc.) y otros que soportan y corrigen un determinado ángulo (anillos).
  • Cuando el pesario que llevamos puesto se nota, molesta o se mueve y se cae de su lugar normalmente es debido a que no estamos usando la talla adecuada.

Contraindicaciones del uso de pesarios para el prolapso

Normalmente el uso de pesarios no suele estar recomendado en los siguientes casos:

  • Cuando existe alergia a alguno de los materiales de los que está fabricado.
  • Cuando hay algún tipo de infección vaginal.
  • Cuando hay sangrado de causas desconocidas.
  • En casos de enfermedad pélvica inflamatoria.
  • Ulceración de las paredes vaginales.

Las informaciones ofrecidas en esta página son a título informativa, las mismas no buscan sustituir una consultas especializada. El Dr. Sánchez Caba recomienda visitar su urólogo para detalles e individualización de cada caso.

Compartir en las Redes