URETEROCELE

Es una dilatación quística del segmento  distal o en el fondo de uno de los conductos (uréteres) que trasportan la orina desde el riñón hasta la vejiga. El área dilatada puede obstruir el flujo de orina.

El ureterocele ocurre en la parte inferior del uréter, donde el conducto ingresa en la vejiga. Esta dilatación impide que la orina pase libremente a la vejiga acumulándose en el uréter,  lo que provoca que estire sus paredes y éste se expande como un globo con agua.

Captura de pantalla 2016-05-20 a las 11.55.41 p.m.    Captura de pantalla 2016-05-20 a las 11.55.25 p.m.

Causas y estadística

Un ureterocele es un defecto congénito ( de nacimiento). Se asocia a un componente genético ya que se han observado algunos casos entre hermanos. Se ha atribuido a la ruptura retardada, o canalización incompleta de la membrana de Chwalla, que divide al conducto de Wolf del seno urogenital en el momento de la formación de la yema ureteral durante el desarrollo embrionario, o una deficiencia intrínseca del componente muscular del uréter distal.

El 80% se asocia a duplicidad de la vía urinaria o doble sistema colector y los que presenta duplicidad se asocian a reflujo vesicoureteral  ( se desvuelve la orina de la vejiga al conducto llamado uréter o al riñón en la mitad de los casos (50%).

Los ureteroceles  son 4  a 6 veces más frecuentes en niñas que en niños, se presentan en aproximadamente 1 de cada 500 a 1 de cada 4,000 personas y son por igual comunes en ambos uréteres.

Captura de pantalla 2016-05-21 a las 8.41.31 a.m.

Grados de reflujo vesico-uretero/renal

Signos y Síntomas

Los síntomas abarcan:

•   Dolo abdominal

•   Dolor de espalda que puede ser en un solo lado

•   Dolor intenso en un lado (costado) y espasmos que pueden llegar hasta la ingle, los genitales y el muslo

•   Sangre en orina

•   Dolor al orinar (disuria)

•   Fiebre

•   Orina con olor fuerte

•   Micción urgente

•   Tumor (masa) abdominal que se puede sentir

•   Tejido del ureterocele que sale (prolapso) a través de la uretra femenina hacia la vagina

•  Incontinencia Urinaria

•   Infección urinaria

•  La presión arterial puede estar elevada si hay daño renal. Pruebas y exámenes 

Los ureteroceles grandes por lo general se diagnostican antes que los pequeños. Un ureterocele puede descubrirse antes de que el bebé nazca en una sonografía del embarazo. Algunas personas con ureteroceles desconocen que padecen la afección. Con frecuencia, el problema se detecta posteriormente en la vida debido cálculos renales  o infección.

Pruebas y Exámenes

Un análisis de orina  puede revelar sangre en la orina o signos de infección urinaria.

Se pueden llevar a cabo los siguientes exámenes:

•   Sonografia de abdomen.

•    Tomografía axial computarizada

•    Cistoscopia (examen del interior de la vejiga)

•     Pielografia

•    Gammagrafía renal con radionúclidos

•    Cistouretrografia miccional

Captura de pantalla 2016-05-20 a las 11.55.01 p.m.Captura de pantalla 2016-05-20 a las 11.53.51 p.m.

Sonografia mostrando dilatariam quística                            Cistoscopia mostrando el ureterocele

Tratamiento

El tratamiento debe ser individualizado. Varia de un niño a otro teniendo en cuenta su edad, estado general, antecedentes patológicos, gravedad del trastorno o de otras patologías concomitantes.

Con frecuencia se administran antibióticos para prevenir infecciones posteriores hasta que se pueda llevar a cabo la cirugía.
 El objetivo del tratamiento es eliminar la obstrucción. Los drenajes colocados en el uréter o en el riñón pueden proporcionar alivio de los síntomas a corto plazo,  se realizan mediante la colocación de un Stent, catéter doble J, siendo esto muchas veces una medida provisional y no definitiva.



La cirugía para reparar el ureterocele cura la afección en la mayoría de los casos. La operación implica hacer una incisión en el ureterocele o extirparlo y fijar de nuevo el uréter a la vejiga (reimplante ureteral). El tipo de cirugía depende de la edad, la salud general y la magnitud de la obstrucción y de la función del riñón afecto.
 Los ureteroceles más grandes o que condicionan a reflujo urinario, tienen mayor indicación quirúrgica.

Si el ureterocele es pequeño y no afecta la función del riñón puede estar indicado hacer seguimiento médico sin intervención invasiva.

Captura de pantalla 2016-05-21 a las 8.24.48 a.m.

Técnica endoscopica

Captura de pantalla 2016-05-21 a las 8.21.57 a.m.Captura de pantalla 2016-05-21 a las 8.20.59 a.m.

Tecnica de reimplante ureteral ( en este caso bilateral)   Inyección periureteral

Expectativa (pronóstico)

El desenlace clínico varía. El daño puede ser temporal si se puede curar la obstrucción; sin embargo, el daño al riñón puede ser permanente e irreversible, especialmente si la afección no desaparece.

 No es común que se presente insuficiencia renal debido a que  el otro riñón casi siempre funcionará normalmente, pero se ha trata de evitar el daño del riñón afecto.

Las informaciones ofrecidas en esta página son a título informativa, las mismas no buscan sustituir una consultas especializada, el Dr. Sánchez Caba recomienda visitar su urólogo para  detalles e individualización de cada caso.

Compartir en las Redes